[1]
G. Rodríguez, «Hombre de 66 años con nódulos exulcerados del codo de cuatro años de evolución, primera parte», biomedica, vol. 37, n.º 2, pp. 147-149, jun. 2017.